Las imperfecciones en la piel son un tormento para todas nosotras, por eso en Vida Banquete te enseñamos a combatirlas con estos sencillos y naturales pasos.

Seguro que ya conoces los efectos positivos de los tomates en las quemaduras por sol, pero ¿sabias que te puede ayudar a terminar con los puntos negros?. 

Corta un tomate maduro por la mitad y frótatelo por la cara, deja que el jugo actué por diez minutos y luego sácalo con abundante agua. Repite el proceso a diario.

¿Por qué da resultado?
El acido del tomate contribuye a limpiar el cutis y a abrir los poros obstruidos, que dan lugar a los puntos negros, muy pronto verás como desaparecen las imperfecciones.

Fuente: Libro Trucos de belleza para chicas con prisa.