Con la llegada del verano y el aumento de las temperaturas, nuestra piel comienza a peligrar un poco. El alto nivel de rayos ultravioletas y la baja hidratación pueden terminar dañando seriamente nuestra salud. Pero aunque no lo creas existen varios alimentos que pueden ayudarnos a mantener en un mejor estado nuestra piel.

 

Los mejores alimentos a la hora de pensar en una piel maravillosa:

Una de las frutas má beneficiosas son los arándanos, porque poseen un alto nivel de antocianidinas. Este compuesto fortalece la producción de colágeno, que es lo que le da mayor firmeza a nuestra piel. Además, por su alto nivel de agua permiten una mayor hidratación, previenen la aparición de manchas y rejuvenecen, dado su alto nivel de antioxidantes.

Otro alimento que puedes incluir en tu menú son las nueces, principalmente porque tienen un alto contenido de vitamina E. Además tienen son fuente de ácidos grasos Omega 3 y Omega 6, que entregan mayor suavidad a nuestra piel. Son ideales para aquellos que sufren de un alto nivel de sequedad.

Aunque no lo creas el brócoli tambiérn puede ayudar a embellecer y dar luz a tu piel. Pero acá lo que ocurre es que al poseer una gran cantidad de antioxidantes, ayudan a purificar nuestra sangre, lo cual termine repercutiendo en la salud de nuestra dermis. Además es rico en vitaminas B,A,K y E

¿Has visto a algunas mujeres con su rostro lleno de palta? Más allá de lo divertido que puede resultar la escena, lo cierto es que este vegetal es uno de los reyes si de piel estamos hablando. Es uno de los alimentos más ricos en äcidos grasos que son los que necesitamos para mantener la elasticidad de nuestra piel. Si no quieres engordar mucho (porque comer mucha palta finalmente trae consecuencias en nuestro peso), puedes hacerte una mascarilla de palta, la cual debes mantener al menos por una hora en tu rostro, para que el organismo pueda absorver todas las vitaminas y grasas necesarias. Una vez a la semana es ideal. 

Y cerramos nuestras recomendaciones con las aceitunas. Acá no sólo ayudan por su alto nivel de Omega 3 y 6, sino porque son ricos en vitamina A que fortalece y regenera los tejidos dañados de nuestro organismo. Además. ayuda a reparar algunos daños que el sol puedo haber provocado en tu piel.

Pero sin duda el consejo más grande que te podemos dar es que tomes al menos un litro de agua diaria y no te expongas más de media hora al sol cuando estés de vacaciones. Es verdad, a todas nos gusta lucir un tostado natural, pero a la larga los perjucios de esta práctica son mucho más fuertes de lo que creemos. Lo importante es que disfrutes de la vida y siempre recuerda que una mujer feliz luce radiante, joven e iluminada.