La conciencia de protegerse del sol:

En este período donde las temperaturas cada vez son más altas y el sol es el más grande protagonista, se hace necesario buscar una buena protección para la piel y no por simple vanidad, sino por realmente por salud. Hoy en día todo el mundo sabe que el sol provoca daños irreparables en diversos aspectos y que una exposición prolongada puede generar incluso probabilidades de contraer cáncer a la piel. Es cierto también que a pesar de conocer todos los riesgos a los que nos exponemos sin tener protección solar, muchas veces no hacemos grandes esfuerzos por conocer, por ejemplo, qué tipos de radiación solar existen, cómo elegir un buen protector solar, cuánto tiempo antes debo aplicarlo y cada cuánto debo renovarlo. En Vida Banquete queremos cuidarte y crear conciencia en cada una de nuestras lectoras, para que así podamos realmente saber cómo acceder a los protectores solares y protegernos realmente. ¡Aquí te lo explicaremos en profundidad!

¿Qué tipos de rayos solares existen?

Existen dos tipos que tienen diferentes consecuencias, tanto a corto como a largo plazo. Primero, los rayos UVB son aquellos que penetran las capas superficiales de la piel y producen un leve enrojecimiento y quemaduras simples durante una larga exposición. En cambio, los rayos UVA son más penetrantes y a largo plazo ocasionan el envejecimiento prematuro y el riesgo de padecer cáncer a la piel.

¿Qué pasa con los Factores de Protección Solar?

Debes saber que los protectores con FPS con factor menor a 30 son capaces de filtrar aproximandamente menos del 80% de los rayos UV. En general, las pieles más morenas pueden usar factor 30 y en cambio, las que son más blancas, deberían usar protectores con un FPS de factor 50. Por tanto, si saldrás uno de estos días o si vas próximamente a la piscina, usar un protector con factor 30 no te dará la protección que realmente necesitas. 

¿Qué tipo de protector solar tengo que utilizar?

Hay diversos tipos de protectores, como cremas, gel, lociones, mousses, etc y no hay ningún tipo de indicación al respecto. Sólo debes usar el tipo de protector que sea más agradable para ti. Para los hombres, muchas veces lociones demasiado cremosas resultan desagradables, o bien, para aquellas personas que sufren de acné, un protector en crema puede ser molesto y contraproducente. 

¿Cómo funcionan los tiempos al momento de colocarme un protector?

Es clave estar pendiente de los tiempos cuando usamos un protector. Para que cumplan su función, debes colocarte cada dos horas, debido a que después cada protector puede estar trabajando sólo el 70% y luego la protección disminuye significativamente. 

¿Cuánto protector debo aplicarme cada vez que lo uso?

Es recomendable unos 45 ml en todo el cuerpo cada vez que se esté en contacto con el por períodos prolongados.