Por Diego Andrade

Hace tres años que Carola de Moras cambió las pasarelas por los estudios de televisión. Lo que comenzó como una pequeña participación en “Buenos Días a Todos”, terminó siendo su entrada para quedarse con la conducción del programa. Pero no todo fue tan simple: tuvo que enfrentar las críticas de algunos que miraron con malos ojos su llegada al matinal, la muerte de cinco compañeros de trabajo (entre ellos Felipe Camiroaga) y la decisión de abandonar el programa.

Estuvo cerca de un año y medio sin aparecer establemente en televisión, pero este 2013 regresó en gloria y majestad como la nueva figura de Chilevisión. Y lo hizo en grande: animando la Gala del Festival y el programa satélite del certamen. Hoy está en épocas de grandes decisiones, pero contenta porque el recibimiento del público ha sido mil veces mejor de lo que ella soñaba.

Acabas de debutar en Chilevisión hace muy pocas semanas ¿cómo te has tomado este regreso a las pistas?

Fue como un aterrizaje bastante fuerte, con un trabajo bastante arduo, porque trabajar durante el Festival de Viña es muy intenso. Pero fue un aterrizaje en donde lo pasé my bien. Quedé muy contenta con mi participación, con el programa, con el equipo porque realmente es un lujo trabajar con ellos.

¿Qué te motivó para tomar la decisión de irte a Chilevisión?

Chuta, estaba en medio de una decisión bastante difícil, la verdad, porque en algún momento decidí cerrarle las puertas a la televisión abierta e irme al cable. Ahí no tienes la presión del rating, no tení que estar expuesta, haces programas súper choros, era como el lugar perfecto y eso me hacía mucho sentido. Pero después entró Chilevisión y Pablo Morales (Gerente de Programación) hizo un muy buen trabajo de lobby. Finalmente, me motivó la posibilidad de hacer un programa diferente y, sobretodo, el cambio de programación que está tomando el canal, porque están buscando mejores contenidos y dejando de lado tanta ligereza en su programación. Me gusta se parte de ese proyecto.

Pero finalmente ¿qué vas a hacer en Chilevisión? ¿es verdad que te vas a hacer cargo del matinal?

Con el matinal todavía estoy en veremos, no estoy tan segura. Falta arreglar un par de cosas: hay que armar un buen equipo todavía, porque si vamos a ir a la pelea y al choque con estos buques grandes que tienen los otros canales, tenemos que estar súper preparados.

Y ¿te motiva hacer un matinal otra vez?

A mi me encanta, yo nunca he renegado de hacer nuevamente un matinal. Me encanta lo transversal que es, lo misceláneo, me gusta el tema del día, pero creo que para eso hay que estar súper preparados en cuanto a equipo de trabajo.

Además que tu experiencia de trabajo en ese horario fue con uno de los mejores equipos (Buenos Días a Todos)…

Claro mi experiencia fue con el mejor equipo de Chile y por eso acarreo toda esa escuela y esa estructura de trabajo. Por otra parte quiero experimentar. Yo tengo 31 años, entonces todavía estoy en edad para hacer varias cosas, me queda todavía toda una carrera. Me gustaría probar entretención, conversación… en fin muchos formatos, menos farándula.

¿Te carga la farándula? O ¿no eres de esas personas que reniegan de ella?

Todos reniegan, pero finalmente igual tienen el placer culpable. Además, necesito interiorizarme en farándula, porque trabajo en el medio. Pero yo no sé si le veo mucho tiempo de vida a la farándula dura. Osea, yo creo que hoy en día el público esta pidiendo contenidos distintos, hay un gran cambio. Hoy en día los mismos personajes faranduleros están siendo castigados. Yo creo que la gente quiere verse más interpretada, quieren verse ellos mismos reflejados. Mira yo creo que la vida para la mayoría ya es bastante difícil, la gente está peleando su vida día a día en la pega, en la casa… y llegar en la noche y distraerte viendo cómo otra gente se mata entre ellas, igual después de un rato te genera como angustia y te cansa. Por eso yo descarto un poco a Farandulandia en mi vida.

Hace un ratito me dijiste que te habría gustado seguir trabajando en el cable ¿por qué no querías seguir trabajando en televisión abierta? Porque creo que hacer programas con la presión del rating es un desgaste, más que nada para los directores de los programas que para nosotros que estamos haciendo lo que nos dicen ellos. Creo que el rating ha hecho que la televisión se vuelva un poco más insípida, sin tanto contenido, porque finalmente te estás vendiendo para sacar números, cuando en verdad podrías estar haciendo un programa espectacular con un montón de ingredientes que nos los podí vender porque los números no te acompañan.

¿Fue raro estar más de una año sin pantalla en TVN?

Mira, fue raro no tener un programa estable, pero trabajé mucho fuera del canal, lo que igual provocaba que me entrevistaran mucho de los programas. Entonces, la gente me dice sí, parece que es verdad que usted no estuvo, pero yo igual siempre la veía. ¿Me cachay? Pero igual no había una continuidad de programa. Fue igual una guerra para uno decir Chuta por qué no estoy en pantalla, pero mirabas alrededor y decías: Sí, ella tiene bastante años más en televisión que yo y no está o ese tipo que yo encuentro un genio, tampoco está. No me lo tomé como algo personal, pero igual tuve que hacer un trabajito de pucha que lata, igual me gustaría estar haciendo un programa, pero no era no más.

Es verdad que estuviste con uno de los mejores equipos, en un matinal muy exitoso, pero igual tuviste que vivir momentos muy complicados, cuando todos se sentían con el derecho de opinar de tu trabajo…

Fue rudo, pero yo también entiendo el período y por qué se me criticó tanto. Entiendo que hubo como un ataque indirecto, que pasaba por medio mío…

Sí, porque finalmente no fuiste tu la que tomó la decisión de que Kathy Salosny saliera del programa y entraras tu…

Claro, yo no tomé esa decisión y, además, había un ataque muy fuerte en contra del Buenos Días a Todos. Quizás como yo era la nueva, se me podía atacar con mucha más fuerza. Recuerda que también se le estaba atacando muy fuerte a Felipe (Camiroaga), al director, al programa en sí. Es verdad que mi caso generó mucha bulla, porque hubo una salida que estuvo mal manejada y que se deberían haber contado un par de verdades que no se contaron, pero bueno, ya fue. Pero yo lo tomo así y lo interpreto así, porque el día que me lo tomo muy personal, osea anda al psiquiátrico a hacerme esta entrevista.

¿En verdad no te lo tomaste tan personal?

En verdad. Claramente hay cosas que podría haber hecho mucho mejor, pero creo que no todo era por mí. Yo era como una especie de escudo humano. Tuve que pagar un noviciado muy raro.

Oye y ¿qué recuerdos tienes de Felipe?

Hay ¿es necesario? Igual trato de no hablar mucho de ese tema, prefiero cerrar un poco esas puertas, porque siento que igual se ha manipulado mucho los temas y han aparecido tantos amigos y tantas cosas… Pero guardo los mejores momentos que uno puede tener de una gran persona como Felipe.

¿Cómo fue para ti tener que enfrentar la conducción del programa en el minuto de la muerte de Felipe?

Yo no sé cómo hablaba, como generaba ideas, cómo opinaba. En verdad, no sé cómo lo hice. Pero lo hice, con la fuerza del dolor, pero lo hice. Fue súper difícil, porque ese era un programa donde se había muerto un equipo, y se habían muerto de verdad. No era que se habían ido a vivir a China. Eso a mí me hizo mucho sentido y, de hecho, fue una de las cosas que me llevaron a tomar la decisión de no seguir en el Matinal. Sí, porque para mí no tenía mucho sentido seguir trabajando en un programa donde el protagonista principal no estaba y donde un equipo entero no estaba... no se poh…

Finalmente no querías seguir no más..

Claro, yo soy diferente. O sea, para mí tenía una importancia muy grande la gente que no estaba y traté de ser consecuente con eso. Era raro levantarse todos los días, llegar y ver puras flores, puras fotos…

Además que el frontis del canal estaba repleto de recuerdos…

Tu sabes que hoy día lo veo y miro un poquito para atrás y me genera un poquito de angustia (sus ojos se llenan de lágrimas). Fue fuerte y muy violento, muy violento lo vivido. Lo veo como si fuese una película, no lo veo como si fuera algo que yo viví. Hasta el día de hoy paso por fuera de TVN y me da una cosita. Te lo juro. Yo no quería llegar al canal por todo lo que pasaba ahí. Porque llegabas y decías chucha se murieron de verdad. Igual te ponías a hablar de otros temas y pasaba un poco, pero al llegar al canal te enfrentabas con la realidad, era como que te pagaran una cachetada en la cara. Fue fuerte.

Tienes que ir a buscar a tu hija de 3 años y ocho meses al Jardín ¿cómo ha sido para ti ser mamá?

Maravilloso, lo mejor del mundo. Es una súper experiencia. Un aprendizaje día a día que hay que enfrentar con paciencia, con sorpresas constantes, pero creo que es una muy linda sensación. Yo me acuerdo que una amiga me dijo cuando iba a nacer mi hija Mila: “Nunca vas a sentir tanto amor como cuando veas a tu hija, va a ser un amor tan sobrecogedor que no va a tener palabras”. Y es así: es tan grande el amor que siento, es tan intenso, que no hay palabras para describirlo. Yo supongo que el tener una hija hace que sea trascendental para tomar decisiones, como cuando decidiste dejar el matinal ¿o no?

O no acepto esto o no quiero exponerme en esto otro, absolutamente sí. A parte que es mi familia, yo y mi hija somos la familia. Tengo que preocuparme no sólo de ella sino también porque ella tenga una mamá que, ojala, sea un ejemplo a seguir, una mamá que ella admire el día de mañana por sus decisiones, por su coraje, por todo en verdad. Trato de participar mucho con ella, porque es la única forma que existe para poder generar vínculos. Yo sé que hay muchas mujeres que trabajan de sol a sol y es súper doloroso tener que dejar a tus hijos, pero si puedo dejar de tomarme una taza de café en mi casa por salir corriendo a buscarla al jardín, obviamente voy a preferir estar con ella. Oye y hablando de las cosas que te gustan hacer en la vida ¿cuál es tu panorama ideal?

Qué atroz lo que te voy a decir, vas a pensar que soy enferma de la cabeza, pero lo que más me gusta hacer es salir a trotar. Me encanta sentir el viento, sentir el límite del cansancio, esa adrenalina que te provoca el que tu cuerpo no da más pero tu mente te exige. Me encanta esa sensación. Te lo juro, para mi salir a trotar es como un regalo. ¿Y cada cuánto tiempo sales a trotar?

Lamentablemente no tan seguido, porque para trotar necesitas tiempo. Pero trato de salir cada 15 días o a veces puedo salir tres veces a la semana. Todo depende del tiempo que tenga. Es que me gusta hacer deporte, me gusta mucho el contacto con la naturaleza ¿Te preocupas mucho por cuidarte físicamente?

Sí, soy muy deportista. Obviamente, tengo mi pasado como modelo que me enseñó a cuidarme mucho, pero me fascina el deporte. Tengo como bigorexia (se ríe). No, pero para mí es trascendental poder hacer deporte. Por ejemplo yo tengo un grupo, que se llama “Los Pitbulls”, con los que entrenamos en equipo, donde tenemos un entrenador, con el que nos juntamos, después carreteamos y tenemos nuestro tercer tiempo y todas esas cosas. Me fascina hacer actividad y por eso mi motivación pasa más por ahí que por cuidarme. Claramente el rebote es súper bueno, porque al final me estoy cuidando mucho y es súper sano.

Y ¿qué recuerdos te quedan de tu paso por Elite Model, por las pasarelas y todo eso?

Chuta, harto sacrificio. Yo tengo muy buenos recuerdos, pero fue pesado. Lo que pasa es que eres un instrumento, eres una percha donde ponen un par de cosas y tienes que aperrar ¿me entendí? Y pasas frío, calor, sed… pasas de todo. Pero también es súper gratificante: eres chica y ganas tus lucas, te haces independiente…

¿ Y a qué edad partiste?

A los 15

¿Y te encontraron como en la calle? ¿en esa onda?

A ver fue súper fortuito la verdad, pero no me encontraron en la calle. Acompañé a un amigo a un agencia de modelaje y como que un fotógrafo rayó conmigo, me quería sacar fotos y como que yo no quise. Al final mi papá aceptó, me acompañó mi mamá, me sacaron fotos y ahí empezó todo. Pero llegué yo a la agencia, no me encontraron en la calle. La verdad es que yo nunca pensé que pasaría eso, nunca me paré frente al espejo y dije yo quiero ser modelo. Todo lo contrario. Yo vengo de una familia súper tradicional, donde mis papás son ingenieros químicos y mis hermanos ingenieros civiles.

¿Y no te dijeron nada?

Yo era la oveja negra de la familia. Era la descarriada. En un principio mi papá le decía a mi mamá: ¿Pero cómo se te ocurre autorizarla? ¿Patricia que estás pensando? Después empecé a salir en algunas revistas y decía: Mmm como que igual puede ser. O sea nunca le gustó mucho, pero me respetaba totalmente, porque era un mundo completamente distinto para él. ¿Y la tele le gustaba?

Mi papá se murió como seis meses antes de Felipe

Pero qué año Carola…

Y ese año también me separé del papá de mi hija, a los dos meses se murió mi papá y a los cinco Felipe. No si por eso te digo que ese año fue terrible. Por eso cuando me dicen “Hay tu vida se ve tan perfecta”, yo les respondo: “A ver, el que yo sea optimista no significa que yo no lo he pasado pésimo. O sea, tengo dos opciones: paso la vida como víctima arrastrando las patas o trato de ver la vida con otros ojos no más”. Si yo te contara todo lo que he vivido. No, si ese año fue bien terrible, pero creo que mi papá respetaba todo lo que yo hacía. A parte que a los 17 años yo me había ido cinco años a trabajar como modelo afuera, entonces ya estaba un poco curado de espanto.

Y ¿qué planes tienes para este año?

Con tantas cosas que hago tú comprenderás que vivo más el día a día. Pero siento que este año va a ser súper favorable y la recepción de la gente ha sido súper buena. Claramente siempre se van a generar especulaciones, que me peleé con la Fran (García-Huidobro), después van a inventar algo con la Eva…pero hay que mirar para adelante.

Enfrentas todo con el cuero mucho más duro…

No sé si con el cuero más duro, pero he aprendido a diferenciar y a desmenuzar. Es que tení que hacerlo, porque tienes que ver qué tanto de lo que pasa es tuyo y qué tanto tiene que ver con las intenciones de los otros. Y cuando aprendes a diferenciar eso, entender de dónde viene los comentarios, aprendí a quedarte con lo bueno y con lo que no te afecte a ti.

Relacionados