Son las tres de la tarde de un sábado. Tonka acaba de terminar de grabar una de las eliminaciones de “Proyecto Miss Chile”, su nueva apuesta televisiva que debutó anoche por las pantallas de Canal 13. Un programa que la trajo de vuelta al horario estelar y que la ha hecho recordar bastante su paso como Miss Chile, corona que ganó en 1995, cuando tenía solo 19 años. Ya han pasado casi dos décadas y se transformó en una de las mujeres más exitosas de la pantalla chica y del mundo de la publicidad. Pero detrás de su vida pública se esconde una mujer serena y hogareña que está a punto de dar el paso más importante de su vida: el matrimonio.

¿Cómo ha sido el regresar a un programa estelar? Por que desde “Tonka Tanka” que no estabas en ese horario…

Es distinto. Yo sé que todo se va a ver en la noche, pero en este rompecabezas que es “Proyecto Miss Chile” no me toca grabar mucho de noche. Es un programa súper ágil, muy dinámico, donde la edición y la producción son un factor súper importante. Obviamente las estrellas son las 24 participantes. Yo espero que al público le guste, porque es un programa muy seductor y creo que el público femenino que suele ver “Las Vega’s” se va a enganchar mucho. Además, la marca Miss Chile tiene un espacio ganado en el inconsciente colectivo de las mujeres de nuestro país, porque acá en tenemos reinado para todo, algo nos debe pasar con los concursos de belleza. Hay reina de todo y para todo.

Tú has sido varias veces reina…

Sí, partí como reina de El Canelo, cuando tenía como 14 años (se ríe). Ese fue mi primer reinado y después fui por otras coronas, pero siempre tuve muy buenas experiencias en concursos. Aunque, en el Miss Chile no fue tan así.

¿En serio?

Sí, pero creo que nunca me había enfrentado a algo tan masivo y no estaba acostumbrada a la exposición pública. Igual era otro tipo de exposición, otro tipo de tele que no tiene nada que ver con lo que pasa hoy con los concursos y, principalmente, con la farándula. A eso tienes que sumar la inmediatez de las redes sociales, que le dan un peso distinto a todo. Sí, definitivamente me costó adecuarme a la exposición que me generó el Miss Chile, pero después ya me reencontré con los reinados: el ser Reina Guachaca o Reina de Viña me ayudó mucho…

¿Te pone un poco nerviosa hablar de tus reinados? Me da la sensación que te da un poco de pudor hablar sobre concursos donde ganaste por ser bonita y simpática…

Puede ser, pero hay que tener claro que el ganar un concurso de belleza es un acompañamiento, pero no puede ser tu plato fuerte ni principal, hablando de cosas gourmet. Tiene que ser el aperitivo o el postre…

Pero a ti, entonces, el ser Miss Chile te sirvió como una gran entrada…

No, porque yo trabajaba en publicidad. Creo que nunca utilicé el concurso y tampoco era muy conocida por ser Miss Chile. Me ayudó mucho en los años que trabajaba en publicidad y por ahí puede haber sido un gancho para partir.

Una década en televisión: “Soy una mujer que dice las cosas a la cara”

Fue a fines de los noventa cuando Tonka Tomicic comenzó a ganarse un lugar en la televisión chilena. Primero comenzó como modelo y después siguió con pequeñas secciones en el programa “Pase lo que pase” de TVN. El enganche con el público fue inmediato y de ahí inició una carrera meteórica en la pantalla chica. Durante todo este tiempo se ha mantenido como una mujer alejada de los escándalos públicos, aunque hubo un rumor que la llevó a la primera plana de los programas de farándula: cuando era animadora de “Buenos Días a Todos” se habló de una bullada pelea que habría tenido con Raquel Argandoña. Todos hablaban de una lucha de egos, pero al parecer la situación no fue tan grave y, con el paso del tiempo, todo parece haber quedado en el pasado.

Vi algunas entrevistas que te hicieron el 95 (cuando saliste Miss Chile) y cuando te preguntaron qué personaje femenino te gusta, tu dijiste que “La Quintrala”…

Claro, pero como una cosa histórica y pos sus componentes nacionalistas, pero no tenía ninguna implicancia más allá. Aun que yo igual vi “La Quintrala” y me pareció una serie súper atractiva, con un personaje femenino muy fuerte, pese a su connotación demoníaca.

Y en ese entonces tampoco te imaginabas que ibas a terminar siendo compañera de programa con Raquel Argandoña…

No nunca me lo imaginé y, en verdad, tengo la mejor de las ondas con ella. Las cosas se aclararon en la cara y pasaron

¿Realmente pasaron?

Sí, yo en eso soy muy derecha en mi pega y en la vida. Creo que hay que ponerse colorada una sola vez y después te evitas muchos problemas. Hay que estar al día con uno y con el resto. Esto es pega, es profesional, no es personal. Eso cuesta entenderlo algunas veces y a las mujeres nos cuesta mucho más.

Además, a veces es más fácil enfrentar las cosas que andar haciéndose el tonto…

Para todo creo que es mejor ir resolviendo los problemas al tiro. Además, piensa que trabajas con un equipo todos los días y largas jornadas. Y en lo personal es lo mismo: es mejor tratar de inmediato un conflicto puntual, porque así vas evitando que crezca. Las cuentas claras conservan la amistad, los trabajos, las relaciones personales… todo.

La nueva etapa de Tonka: “A veces es mejor contar algunas cosas de tu vida”

Tú siempre te has mantenido bastante hermética sobre tu vida privada…

Sí, pero creo que igual uno, dentro de todo, tiene que contar un poco y en eso cada uno tiene sus propias reglas. Hay personas que gustan de ser un libro abierto, eso es cosa de ellos. Mi visión personal ha sido otra y me gusta.

Por eso causa sorpresa cuando uno ve una revista y sales diciendo que te casas…

Es que hay cosas que no voy a poder ocultar y hay situaciones en las que yo prefiero adelantarme a quelos otros me persigan o lancen la información antes de que yo lo cuente. A veces uno tiene que adoptar una visión estratégica y adelantarse para que tú seas en algún momento el dueño de la noticia y que los otros no sean dueños de tu noticia.

¿Te costó tomar la decisión de contar que te casabas?

No, porque hay cosas que tienes que contar como, por ejemplo, que te vas a casar. O hay otras cosas que tu no puedes ocultar, como un embarazo, por ejemplo. Creo que a veces lo más sano, en mi caso, es adelantarse y yo exponer la noticia. Siempre con la sutileza de guardar algunos detalles.

¿Te da lata que te sigan preguntando cuándo va a ser el matrimonio?

O sea, sabía que iba a pasar, pero no me molesta Además que todos esperaban verte casada muy rápido… Creo que es algo que va a pasar durante este año, pero todavía no tengo nada preparado. Y te comienzan a preguntar de inmediato cuándo va a llegar la guagua…

Sí, más o menos. Bueno, sí es verdad, la prensa ya me pregunta por eso. Está dentro de las preguntas clásicas, pero no hay problema con eso.

¿Estás contenta en este minuto de tu vida?

Sí, estoy contenta, estoy bien en armonía. Estoy satisfecha en lo personal y en lo profesional. No siento ansiedades ni de novia, ni en lo profesional, ni en nada.

Pensando en tu banquete ideal ¿te gusta mucho comer?

Sí, me gusta mucho. Me gusta la comida de casa, esa que es hecha con cariño y que te nutre el alma. Ese plato caliente de guiso de verduras, un pastel de papa con carne de soya, un puré con pollo al horno, un pescado con arroz y curry.

¿te gusta cocinar?

Sí, pero me gusta mucho más que me cocinen, porque siento que cuando uno cocina se le quita el hambre. Me gusta sentarme a la mesa y que cuando tengo hambre me sirvan un buen plato de carbonada, porque si yo lo voy a hacer, me voy a sentar a la mesa ya habiendo probado los sabores…

¿Te gusta salir a comer?

Sí, pero lo que más me gusta es comer en la casa. Pero igual me gusta salir por comida india, me gusta un poco el sushi, la comida peruana. Me gustan los sabores fuertes y la intensidad en la comida.

¿Y te cuidas mucho?

En la semana trato, pero el fin de semana no, porque si no la vida no tiene placer, no tiene gusto, sabor ni color.

Porque muchos piensan que la gente que trabaja en televisión se alimenta de pura lechuga…

En la semana trato, pero el fin de semana como rico, porque tengo que nutrir mi alma con lo sabores.

¿Qué tipo de películas te gustan?

De todo en verdad. Pero ahora trato de evitar el drama, porque no quiero llorar con una película. Soy buena para llorar, pero en este minuto no quiero.

¿ Y leer?

Sí, ahora que están de moda los narcos, tengo un libro sobre el narcotráfico en México ahí para comenzar a leer en cualquier momento.

¿Caíste también en la redes de las 50 sombras?

Sí, pero eso ya me lo leí el año pasado. Encuentro que el primer libro es el mejor, pero tiene historias bastante fuerte. Una tiene que estar al día con todo lo que están leyendo las mujeres a nivel mundial.

¿Y cómo es un día de semana normal en tu vida?

Me levanto como a las cinco y tanto. Me quedo acá en el canal como hasta las dos, que termina la reunión de pauta y si no tengo otra pega que hacer trato de llegar sí o sí a almorzar a mi casa. Trato de estar lo más posible en mi casa.

Relacionados